Tras la buena acogida de Leyendas de Alborán, nuestro primer evento presencial, y el compromiso por nuestra parte de realizar una actividad dentro del programa navideño, organizamos Ludivirato. Un día pensado para pasar en familia o con amigos y descubrir el mundo de los juegos de mesa.

El evento trató de ubicarse en un espacio mayor al anterior pero por distintos motivos no fue posible y tocaba aprovechar al máximo. Como si de una partida de Tetris se tratase, encajamos las mesas que teníamos disponibles para desplegar la mayor cantidad de juegos posibles y que todo el mundo pudiese disfrutar. Con esa parte cerrada, tocaba lo importante… ¡decidir los juegos! Teníamos claro desde el primer momento que queríamos dar cabida a las familias y los más pequeños en Ludivirato. Por ello, establecimos 3 zonas. La primera de ellas y separada del resto, la zona experta con las últimas novedades para los más jugones (Lacrimosa de Devir, Atiwa traído por Asmodee o Sabika de Ludonova entre otros). Las dos restantes, estaban juntas dado que se trataban de la zona infantil (para los peques de 2 a 5 años) con juegos de HABA o Ludilo y la familiar con juegos de un montón de editoriales (Mercurio, Tranjis, Rocket Lemon,…). Como no podíamos desplegar todos los juegos que nos gustarían, durante las semanas previas hicimos una selección de novedades y juegos de cada una de las editoriales. ¿La selección? ¡Aquí os dejamos una foto!